Mermelada de naranja

Mermelada de naranja

Lavar las naranjas y cortarlas en rodajas finas, retirando las semillas; ponerlas en una olla alta, añadiendo pectina. Poner a hervir la fruta y cocer durante un minuto, revolviendo continuamente, y poco a poco ir añadiendo todo el azúcar. Hervir a fuego alto por lo menos 8′, sin agregar agua a la fruta; retirar la olla del fuego, revolver de nuevo por un minuto, luego espumar. Vierta la mermelada, todavía hirviendo, en los frascos, caliente y esterilizada; ciérrelos inmediatamente, enfríelos y guárdelos en un lugar fresco y seco, protegido de la luz.

  • 4 personas

  • 20 min

  • Fácil

naranjas enteras 1 Kg azúcar 800 gr bolsa de pectina 1 pz

Focaccia con espinaca y crecimiento

Focaccia con espinaca y crecimiento

Mezclar la leche y derretir la levadura y el azúcar. Mezclar la harina (preferiblemente en la batidora con el gancho) con la leche durante 3′; añadir 10 g de sal y después de 6-7′ añadir la mantequilla blanda con las escamas. Mezclado para otros 5. Colocar la masa en un recipiente de aceite engrasado, cubrirlo con un paño húmedo y dejar que se levante de nuevo en un lugar caliente durante 1 hora.
Saltear las espinacas con un poco de aceite, una pizca de sal y una pimienta machacada por 2-3′ Cortar los dientes de ajo en rodajas. Extender la masa sobre una bandeja de hornear engrasada con aceite, formar surcos paralelos en la superficie y extender las rodajas de ajo. Mezclar un par de cucharadas de aceite con 2-3 cucharadas de agua y una pizca de sal y esparcir sobre la superficie de la focaccia. ¿Dejar que se eleve a otros 30′ Hornee la focaccia a 220°C por 10-12°C, hornee y complete con espinaca, piñones y semilunas distribuyéndolos en los surcos; hornee de nuevo por otros 5-6°C, luego hornee y sirva inmediatamente.

  • 6 personas

  • 1 hora

  • Medio

harina especial para pizza 500 g de espinaca mondada 300 g de leche 280 g de leche 150 g de mantequilla blanda 40 g de piñones tostados 20 g de levadura de cerveza fresca 15 g de azúcar 10 g de azúcar 10 g de ajo en aceite 4 unidades de aceite de oliva virgen extra aceite de oliva extra pimienta salpimienta

Porchetta de conejo con aroma a romero

Porchetta de conejo con aroma a romero

Batir el conejo entre dos hojas de película, retirar la película superior y dividirla en dos a lo largo. Triturar los hígados muy finamente, casi en crema (madera). Repartir el relleno sobre uno de los dos metagraves del conejo batido, sal, pimienta y cubrir con el lalagrave de otro conejo. Enróllelas bien apretadas, ayudándote con la película, luego retira la película y envuelve el rollo en una hoja de papel para hornear mojado y apretado y átalo con la toalla de cocina como asado. Cocer el conejo al vapor durante al menos 40 minutos. Cortar los calabacines y cortarlos en trocitos pequeños. Saque el conejo del vaporizador y dórelo, todavía envuelto en papel, en una sartén con una cucharada de 7-8′ de aceite. Coloque el conejo enrollado en un plato y déjelo enfriar (bolsillo de conejo). Recoger los calabacines en la misma sartén donde se doran los conejos y cocinarlos a fuego vivo durante 2-3′, revolviendo siempre; añadirlos salados y añadir 2 cucharadas soperas de azúcar de caña: cuando empiece a caramelizar, mojar con 2 cucharadas de vinagre, añadir un penacho de romero picado y después de un par de minutos apagar. Suelte el lechón de conejo del papel y córtelo en rodajas suficientemente finas. Servir rebanadas frías con calabacines calabacines calientes.

  • 6 personas

  • 2 horas 30 min

  • Nivel: Medio

Leche de almendras 500 g de filete de atún fresco sin piel 320 g de aceite de cacahuete 150 g de azúcar 50 g de hojas de albahaca 10 uds de huevo 1 pz de vinagre de arroz con cilantro y aceite de oliva virgen extra fresco d’oliva pimienta salada

Pan de carne de ricotta

Pan de carne de ricotta

Cortar la mozzarella en cubos. Trabaje la pulpa de res con queso ricotta, queso parmesano, huevos, mozzarella cortada en cubitos, un mechón de orégano picado, nuez moscada y sal. Formar una salchicha, envolverla en una hoja doble de papel para hornear. Hornee a 180°C en el horno ventilado durante unos 40 minutos. Cortar los tomates en trozos y cortar la cebolla roja en rodajas finas. Calentar un poco de aceite en una cazuela, dejar secar la cebolla, añadir una cucharada de vinagre y finalmente los tomates. Cocinar la salsa por 10′ Servir el pastel de carne con la salsa y las hojas de orégano.

  • 4 personas

  • 1 hora

  • Fácil

tomates 350 gr. queso ricotta de oveja 300 gr. pulpa de carne picada 150 gr. mozzarella 100 gr. de queso ricotta de oveja rallada 50 gr. huevos 2 uds. cebolla roja 1 pz. nuez moscada vinagre de sal aceite de oliva virgen extra orégano fresco

Trucha salada con brócoli

Trucha salada con brócoli

Para la receta de las truchas saladas con brócoli, retirar la piel del filete de trucha y las espinas laterales. Mezclar 10 g de sal y 15 g de azúcar, extenderlos sobre el pescado, espolvorear con pimienta y rallar la cáscara de limón (salazón). Deje marinar la trucha fresca por lo menos 6 horas. Blanqueador 5′ de los picos de brócoli, saltarlos por 3-4′ en una cacerola con 2 cucharadas de aceite, un diente de ajo y una abundante cucharada de aceitunas, ajustar la sal si es necesario y apagar. Lave y seque la trucha marinada, córtela en rodajas finas, condiméntela con una pizca de cáscara de limón rallada y pimienta molida. Servir con brócoli y aceitunas.

  • 4 personas

  • 6 horas 30 min

  • Fácil

picos de brócoli 350 gr. filete de trucha de salmón 180 gr. aceitunas taggiasche limón ajo azucar extra virgen aceite de oliva d’oliva pimienta salada

Sopa de pan, mantequilla y anchoas

Sopa de pan, mantequilla y anchoas

Sacar la masa del pan y dejarla a un lado. Intiepidificar la leche y ablandar las migas durante unos 15 minutos, mezclarlas con toda la leche, obteniendo una crema suave y homogénea. Conditela con poca sal (anchovies ya son muy sabrosos) y un generoso suelo de pimienta. Escurrir las anchoas del aceite y cortar la corteza de pan en trozos.
Cuando se trata de servir la sopa, calentar la mantequilla con un diente de ajo machacado y cocer hasta que esté casi de color avellana. Distribuir la sopa en los platos y completar con 3 boquerones cada uno; verter un poco de mantequilla de ajo en el centro y extender las migas por el borde. Perfume con un poco de cáscara de limón rallado, una pimienta molida y llevar directamente a la mesa.

  • 4 personas

  • 30 min

  • Fácil

500 g de leche 200 g de pan casero 200 g de mantequilla 40 g de filetes de anchoa en aceite 12 uds. de limón y ajo sal pimienta negra pimienta negra pimienta negra pimienta negra

Tarta con crema de vainilla y tarta de higos

Tarta con crema de vainilla y tarta de higos

Mezclar la mantequilla con 80 g de azúcar y 3 yemas, añadir la harina y la harina de almendras, las semillas desechadas por media vaina de vainilla, una cáscara de limón rallada y una pizca de sal. Mezclar rápidamente para que la mantequilla no se caliente demasiado. Forme un pastel, envuélvalo en la película y déjelo reposar en el frigorífico durante al menos 1 hora. Calentar la leche con la vaina de vainilla. Mezclar 4 yemas con 75 g de azúcar y almidón de arroz. Filtrar la leche caliente sobre las yemas, volver a ponerla al fuego y cocer revolviendo constantemente hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar cubriendo con una película (crema). Extender la masa a unos 0,5 cm de grosor y cubrir con ella un molde (diámetro 22 cm, altura 4 cm). Recorte el borde removiendo el exceso de masa, luego decore con ranuras en la parte posterior de un cuchillo. Bucherell el fondo de la masa con las púas del tenedor. Hornear a 180°C por 20-25′ Refurn y cool. Batir la nata y añadirla a la nata, revolviendo suavemente. Extender la crema sobre la tarta hasta el borde. Decorado con rebanadas de higos dispuestas en círculos concéntricos.

  • 8 personas

  • 2 horas 10 min

  • Medio

250 g de azúcar en polvo de leche 155 g de harina 00 150 g de mantequilla 100 g de nata fresca 100 g de harina de almendras 75 g de higos frescos 10 uds. de yema de limón 7 uds. de media vaina de vainilla

Sandía helada con higos y meringuillas

Sandía helada con higos y meringuillas

Sacar las semillas de la pulpa de la sandía y mezclarlas; filtrar el zumo presionando bien la pulpa en un colador. Añadir el almidón al zumo, añadir 60 g de azúcar en polvo y llevar a ebullición revolviendo. Distribuir la mezcla, que será un poco gelatinosa, en 8 moldes (hemos utilizado moldes de silicona de floración) y nivelarla con una cuchara húmeda; poner en el frigorífico durante 3 horas (sandía helada). Batir la clara de huevo no completamente con una pizca de sal, verter a continuación 70 g de azúcar en polvo, cocido con una gota de agua a 112 °C; seguir batiendo con el batidor de pinzón eacute; la mezcla no volverá a temperatura ambiente. Luego se añaden 70 g de azúcar glasé y una cucharadita de menta finamente picada. Coloque el compuesto en una placa cubierta con papel de hornear, ayudándole con el bolsillo del pastelero. Hornee los merengues a 90°C durante 2 horas (cocínelos mientras la sandía se enfría). Pelar los higos y cortarlos por la mitad, derretir una cucharada de azúcar en una sartén y, cuando empiece a caramelizar, asar rápidamente los higos por 1′ por lado, y dejarlos enfriar. Congele la escarcha y exprima ligeramente los higos caramelizados ya fríos. Construye 4 timbalini alternando escarcha, higos y merengues, enteros o desmenuzados.

  • 4 personas

  • 3 horas 45 min

  • Para expertos

pulpa de sandía 600 gr clara de huevo 70 g almidón de patata 70 g higos 4 uds azúcar caster azúcar glasé azúcar menta menta fresca sal fresca

Strozzapreti con salsa de perejil

Strozzapreti con salsa de perejil

Cocer la pasta en agua hirviendo con sal durante 18 minutos. Cortar el pizzas en trozos pequeños, remojarlo con zumo de limón y tanta agua.

Mezclar el aceite, el pizzas, las almendras, las anchoas, el perejil, 40 g de agua y una hermosa pimienta molida, blanca o negra al gusto. Escurrir la masa, sazonar con la salsa y completar con el atún rallado.

  • 4 personas

  • 20 min

  • Fácil

strozzapreti 320 grs. de atún natural 100 grs. de perejil limpio 60 grs. de pizzas apuliano sin corteza 50 grs. de aceite de oliva virgen extra 40 grs. de almendras peladas 30 grs. de filetes de anchoa en aceite de oliva charioteer 2 uds. de limón 1 pz. de pimienta salada

Esponja de melón y polvo de jamón

Esponja de melón y polvo de jamón

Preparar las esponjas: verter el centrifugado de melón en una cazuela y cocer hasta que queden 60 gr. Batir la clara de huevo parcialmente con 35 gr de azúcar: dejar de batir cuando esté blanca y apenas maciza. Batir la yema en un baño maría con 15 gr. de azúcar, 1 gr. de sal y la centrifugada reducida, hasta 40°C, retirarla del fuego y ponerla hasta que esté firme. Incorporar la clara de huevo y poco a poco la harina, 7 g de almidón de maíz y 3 g de levadura tamizados juntos; por último, añadir el aceite removiendo.

Distribuya la mezcla en 4 moldes desechables y hornee a 160°C durante 10 minutos. Luego sacarlos, moldearlos y dejarlos enfriar.

Centrifugar el melón blanco; llevar a ebullición con el zumo de medio limón, añadir la sal y el azúcar, atado con 8 g de almidón de maíz, mezclar y apagar (velluate).

Cortar en el centro de la pulpa de melón con una excavación (diámetro 4 mm).

Presionar 4 rebanadas de prosciutto entre 2 hojas, con papel para hornear debajo y arriba y hornearlas a 160°C. Después de 10-12, colocarlas sobre papel de cocina para absorber el exceso de grasa y cortarlas finamente para obtener un polvo. Colocar las esponjas en el lado aterciopelado, cubrirlas con polvo de jamón crujiente en la superficie y completarlas con perlas de melón y cáscara de lima rallada.

  • 4 personas

  • 1 hora 00 min

  • Nivel: Medio

800 g de melón blanco 800 g de melón centrifugado melón naranja melón naranja 120 g de melón blanco 120 g de clara de huevo 120 g de clara 120 g de harina 00 55 g de yema 50 g de yema de huevo aceite de cacahuete 35 g de aceite de cacahuete jamón jamón azúcar crudo medio melón naranja melón almidón de naranja levadura de maíz en polvo para tortas saladas sal limón limón limón sal