Aterciopelado de zanahoria y yogur con aletas de pollo al curry

Aterciopelado de zanahoria y yogur con aletas de pollo al curry

Marque las aletas y libere el hueso un poco con un cuchillo para crear una manga. Ponlas en una sartén, sazonarlas con curry, una pizca de sal y 2 cucharadas soperas de aceite, distribuirlas en las aletas con las manos y dorarlas a fuego lento durante 10-12 minutos. Voltearlos, agregar la cebolla cortada en arandelas finas a la mitad, tapar y cocer por otros 8′ Mezclar con media copa de vino, ajustar el curry y terminar la cocción, con la tapa y a fuego lento, para 20′ otros. Revise las zanahorias, pélelas y córtelas en arandelas. Cortar un chalote en rodajas y marchitarlo en una cazuela con una nuez de mantequilla grande y una ramita de tomillo, añadir las zanahorias y sazonar a fuego lento. Salar ligeramente, añadir medio litro de agua y dejar hervir. Baje el fuego, cubra y cocine por otros 15′ Retira el tomillo y mézclalo todo muy largo, hasta obtener un morado suave. Deja que se enfríe. Incorporar yogur en la mezcla y servir a la temperatura ambiente, aterciopelada y obtenida con aletas curry. Guarde como desee con hilos de zanahoria y otros yogures.

  • 6 personas

  • 1 hora

  • Medio

zanahorias 500 gr de yogur griego 120 g de cebolla 70 g de pechugas de pollo 6 aletas de pollo manteca de chalota tomillo curry suave curry suave vino blanco seco seco aceite de oliva virgen extra sal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.