Clafoutis de uvas negras

Clafoutis de uvas negras

Mezclar los huevos con el azúcar, añadir la harina, una pizca de sal y la cáscara rallada de una naranja (compuesto). Mezclar el cr&egrave me paisse con nata fresca y leche y añadirlo todo a la mezcla de huevo, derritiéndose bien. Distribuya las uvas en una sartén rectangular (16&time; 25 cm, h 5 cm), vierta encima de la mezcla y hornee a 180°C durante unos 45°. El chef dice que no es necesario engrasar la sartén, ya que los clafoutis no deben ser lavados. Sírvalo frío y recuerda que al día siguiente será aún mejor. Si no encuentras el crè me paisse, puedes reemplazarlo con mascarpone.

  • 8 personas

  • 2 horas 0 min

  • Fácil

300 gr. leche 300 gr. uvas negras 300 gr. crève; me paisse (doble crema) o mascarpone 150 gr. harina 125 gr. azúcar 125 gr. azúcar 100 gr. azúcar 100 gr. nata fresca 50 gr. huevos 2 uds. sal naranja

Mini torta de terciopelo rojo

Mini torta de terciopelo rojo

Mezcle la pulpa de remolacha con 2 cucharadas soperas de yogur. Mezclar la harina con la levadura y una pizca de sal. Mantequilla de 8 moldes desechables de aluminio (diámetro 8 cm, altura 4 cm). Batir la mantequilla blanda con las batidoras eléctricas con el azúcar molido hasta que quede esponjosa y añadir un huevo a la vez. Los huevos también se elaboran a partir de remolacha azucarera mezclada con yogur y harina tamizada (compuesta). Vierta la mezcla en las plantillas de aluminio; para ayudarle a usar el bolsillo de un pastelero. Hornee a 185°C por 25-30º C. Amueblar, dejar enfriar y hornear. Batir la nata. Mezclar el mascarpone con 2 cucharadas de azúcar glasé y las semillas desechadas por media vaina de vainilla, luego incorporar suavemente la nata montada. Servir la mini torta de terciopelo rojo’ con el mascarpone de vainilla y decorarla con azúcar glasé a voluntad.

  • 8 personas

  • 1 hora 0 min

  • Fácil

Mascarpone 250 gr de harina 0 220 gr de azúcar fundido 220 gr de azúcar fundido 220 gr de azúcar fundido 220 gr de mantequilla 120 gr de remolacha roja 100 gr de nata fresca 100 gr de levadura en polvo para postres 8 gr de huevos 2 pzas de yogur glaseado de azúcar vainilla vaina de vaina salada

Mermelada de naranja

Mermelada de naranja

Lavar las naranjas y cortarlas en rodajas finas, retirando las semillas; ponerlas en una olla alta, añadiendo pectina. Poner a hervir la fruta y cocer durante un minuto, revolviendo continuamente, y poco a poco ir añadiendo todo el azúcar. Hervir a fuego alto por lo menos 8′, sin agregar agua a la fruta; retirar la olla del fuego, revolver de nuevo por un minuto, luego espumar. Vierta la mermelada, todavía hirviendo, en los frascos, caliente y esterilizada; ciérrelos inmediatamente, enfríelos y guárdelos en un lugar fresco y seco, protegido de la luz.

  • 4 personas

  • 20 min

  • Fácil

naranjas enteras 1 Kg azúcar 800 gr bolsa de pectina 1 pz

Tarta con crema de vainilla y tarta de higos

Tarta con crema de vainilla y tarta de higos

Mezclar la mantequilla con 80 g de azúcar y 3 yemas, añadir la harina y la harina de almendras, las semillas desechadas por media vaina de vainilla, una cáscara de limón rallada y una pizca de sal. Mezclar rápidamente para que la mantequilla no se caliente demasiado. Forme un pastel, envuélvalo en la película y déjelo reposar en el frigorífico durante al menos 1 hora. Calentar la leche con la vaina de vainilla. Mezclar 4 yemas con 75 g de azúcar y almidón de arroz. Filtrar la leche caliente sobre las yemas, volver a ponerla al fuego y cocer revolviendo constantemente hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar cubriendo con una película (crema). Extender la masa a unos 0,5 cm de grosor y cubrir con ella un molde (diámetro 22 cm, altura 4 cm). Recorte el borde removiendo el exceso de masa, luego decore con ranuras en la parte posterior de un cuchillo. Bucherell el fondo de la masa con las púas del tenedor. Hornear a 180°C por 20-25′ Refurn y cool. Batir la nata y añadirla a la nata, revolviendo suavemente. Extender la crema sobre la tarta hasta el borde. Decorado con rebanadas de higos dispuestas en círculos concéntricos.

  • 8 personas

  • 2 horas 10 min

  • Medio

250 g de azúcar en polvo de leche 155 g de harina 00 150 g de mantequilla 100 g de nata fresca 100 g de harina de almendras 75 g de higos frescos 10 uds. de yema de limón 7 uds. de media vaina de vainilla

Sandía helada con higos y meringuillas

Sandía helada con higos y meringuillas

Sacar las semillas de la pulpa de la sandía y mezclarlas; filtrar el zumo presionando bien la pulpa en un colador. Añadir el almidón al zumo, añadir 60 g de azúcar en polvo y llevar a ebullición revolviendo. Distribuir la mezcla, que será un poco gelatinosa, en 8 moldes (hemos utilizado moldes de silicona de floración) y nivelarla con una cuchara húmeda; poner en el frigorífico durante 3 horas (sandía helada). Batir la clara de huevo no completamente con una pizca de sal, verter a continuación 70 g de azúcar en polvo, cocido con una gota de agua a 112 °C; seguir batiendo con el batidor de pinzón eacute; la mezcla no volverá a temperatura ambiente. Luego se añaden 70 g de azúcar glasé y una cucharadita de menta finamente picada. Coloque el compuesto en una placa cubierta con papel de hornear, ayudándole con el bolsillo del pastelero. Hornee los merengues a 90°C durante 2 horas (cocínelos mientras la sandía se enfría). Pelar los higos y cortarlos por la mitad, derretir una cucharada de azúcar en una sartén y, cuando empiece a caramelizar, asar rápidamente los higos por 1′ por lado, y dejarlos enfriar. Congele la escarcha y exprima ligeramente los higos caramelizados ya fríos. Construye 4 timbalini alternando escarcha, higos y merengues, enteros o desmenuzados.

  • 4 personas

  • 3 horas 45 min

  • Para expertos

pulpa de sandía 600 gr clara de huevo 70 g almidón de patata 70 g higos 4 uds azúcar caster azúcar glasé azúcar menta menta fresca sal fresca

Mermelada de duraznos de vainilla

Mermelada de duraznos de vainilla

Pelar los melocotones y cortarlos en trozos; ponerlos en una olla con los azúcares y las vainas de vainilla. Déjelo reposar durante una hora aproximadamente.

Hervir y cocer a fuego muy dulce, hasta que la consistencia que prefiera sea más o menos gelatinosa. Con el azúcar con pectina se reducen los tiempos de cocción, para que la mermelada conserve un sabor más fresco de fruta.

Retirar la vainilla y colocar la mermelada en tarros hirviendo esterilizados a 1 cm del borde; limpiar los bordes, tapar, poner los tarros boca abajo y enfriarlos.

Al día siguiente gírelos, compruebe que la cápsula esté herméticamente cerrada (debe tener una depresión en el centro). Los frascos se pueden almacenar durante 8-10 meses.

  • 4 personas

  • 2 horas

  • Fácil

(para unos 10 tarros de 200 ml) melocotones amarillos 3 Kg de azúcar molido 1 Kg de azúcar por frasco (pectina) 400 gr de vainas de vainilla abiertas para las 2 unidades largas.

Presnitz

Presnitz

Deja que se descongele. Mientras tanto, enjuagar las pasas, remojarlas con ron y vino, hervidas con un trozo de taco de vainilla y un trozo de canela. Picar las nueces, almendras y piñones, cortar la fruta confitada en trozos pequeños, rallar el chocolate y desmenuzar las galletas. Rosar este último en 80 g de mantequilla. En un recipiente hondo, mezclar todos estos ingredientes con el azúcar batido con 2 huevos, añadiendo el líquido en el que se maceran las pasas. Extender la masa sobre la tabla de pasta enharinada, formando uno o dos rectángulos. Repartir el relleno sobre la masa durante un largo periodo de tiempo, hacer uno o dos rollos y sellarlos bien. Colocarlas sobre la placa de mantequilla y plegarlas en forma de U o de espiral. Cepíllalo con yema y un poco de mantequilla; cocínalo en el horno a 180º por unos 50º. Frío servido

  • 10 personas

  • 1 hora

  • Medio

Pasta de hojaldre congelada 500 gr azúcar en polvo 150 gr. de pasas 150 gr. de nueces 150 gr. de mantequilla 130 gr. de almendras 100 gr. de galletas secas 100 gr. de chocolate 100 gr. de vino blanco dulce 100 gr. de ron 100 gr. de piñones de pino 50 gr. de cedro y naranja confitada 100 gr. de huevo 100 gr. de huevo 2 yema de huevo 1 canela de vainilla harina blanca harina blanca

Helado de Amaretto y ciruelas de vino

Helado de Amaretto y ciruelas de vino

Preparar el helado: calentar la leche con licor, media vaina de vainilla y los macarrones, que se derretirán. Batir las yemas de huevo con 70 g de azúcar y cacao; verter la leche caliente, filtrándola sobre las yemas de huevo, volver a ponerla al fuego y cocer hasta que la nata empiece a cubrir la cuchara (80-82 ° C). Apagar la crema, dejar enfriar, filtrar y añadir la nata. Vierta la mezcla en la heladera. Lavar las ciruelas, cortarlas por la mitad y pelarlas de la piedra. Colocarlos en una cazuela con vino tinto y 40 g de azúcar, cocerlos a fuego vivo durante 10 minutos. Sírvalos con helado.

  • 8 personas

  • 1 hora 30 min

  • Medio

leche 200 gr de vino tinto 200 gr de vino tinto 200 gr de vino tinto 200 gr de nata fresca 120 gr de azúcar 110 gr de amaretti seco 110 gr de amaretti seco 80 gr de licor todo’amaretto 15 gr de cacao amargo 10 gr de ciruelas 16 uds. de yemas de huevo 5 uds. de vainilla

Galletas dulces con alchermas

Galletas dulces con alchermas

Mezclar los huevos con una batidora con 200 g de azúcar y una pizca de sal hasta que el azúcar esté completamente disuelto.
Añadir la corteza rallada de un limón, levadura y harina, y luego la mantequilla derretida. No retirar la masa de las manos y de los bordes del recipiente, quedando blanda; ajustar la consistencia añadiendo un poco de harina si es necesario.
Extender la masa sobre una superficie de trabajo enharinada de 5 mm de espesor.
Coloque las galletas en platos forrados con papel de pergamino, ligeramente separados entre sí, y hornéelos a 180°C durante 10 minutos. Proporcionarles y permitir que se sientan intimidados.
Sumerja brevemente la superficie en los alchermes y páselos a través del azúcar para que queden cubiertos.

  • 30 personas

  • 1 hora

  • Fácil

harina 500 gr. mantequilla 150 gr. 150 gr. huevos 3 sobre de levadura 1 sobre de azúcar limón alquemados sal

Frambuesas dulces de dos tonos

Frambuesas dulces de dos tonos

Batir las yemas con los batidores eléctricos con azúcar hasta que no estén bien hinchadas; añadir el mascarpone y la mantequilla, derretidos, la harina con la levadura y una pizca de sal amalgamada suavemente. Mezcle las frambuesas. Dividir la masa en dos tazones; en uno, añadir el batido de frambuesa y mezclar con la mezcla rosada. Vierta la masa blanca y rosada en un molde de torta de ciruelas (30&veces; 11 cm) untada primero con mantequilla y harina, luego la masa blanca y, con el tenedor, mezcle parcialmente los dos compuestos, obteniendo una mezcla variegada. Hornee a 170° C durante 10′, luego baje a 160° C y cocine durante 1 hora y 10′: la masa está húmeda y pesada y requiere una cocción larga y dulce a una temperatura no demasiado alta.

  • 12 personas

  • 2 horas 00 min

  • Nivel: Fácil

450 g de azúcar 450 g de harina 340 g de yema de huevo 310 g de frambuesas 250 g de mascarpone 150 g de mantequilla 140 g de levadura de vainilla para postres 8 g de mantequilla salada y harina para el moho