Pechuga de pato en una cacerola con chalotes

Pechuga de pato en una cacerola con chalotes

Cortar la pechuga de pato haciendo una serie de cortes superficiales en el lado cubierto por la piel. Pruébalo con una pizca de sal, una pimienta molida, luego colócalo en la sartén antiadherente caliente, poniéndolo inicialmente al lado de la piel y, sin añadir el condimento, dórelo a fuego moderado 7-8′ antes de voltearlo al otro lado.
Mientras tanto, en otra cacerola se fríen los chalotes en una nuez; se espolvorean con un dedo de vino tinto, se salpimentan, se pimienta, se tapan y se cuecen lentamente hasta que se ablanden y se consume todo el vino; se espolvorean con una cucharadita de azúcar, se bañan. Tan pronto como la pechuga de pato esté lista, escurrir la parte más aceitosa de la superficie de cocción, añadir un dedo Porto, dejar que se evapore, atar la salsa con una nuez de mantequilla, poner los chalotes escarchados en la sartén, mantenerlos juntos en el fuego por un minuto más y luego llevarlos a la mesa.

  • 4 Personas

  • 40 min

  • Medio

pechuga de pato con piel 600 gr. chalotes 200 gr de vino tinto vino tinto vino tinto oporto mantequilla sal sal sal sal negra pimienta granos granos negros

Croquetas de manioca con queso centrifugado mixto

Croquetas de manioca con queso centrifugado mixto

Limpiar la yuca (mandioca), enjuagarla bien y cortarla en 4 trozos; después retirar el corazón y hervirla en agua salada durante 45-50′ Escurrir, tamizar y recoger el purécute resultante. Cree 4 croquetas de unos 3 cm de alto, utilizando un cortapastas (‘ 7,5 cm) que descanse sobre una cazuela. Mételos en el congelador cubierto de película por lo menos 2 horas. Hervir 2 tomates, pelarlos y retirar las semillas, cortarlos en filetes, sazonar con aceite, sal y azúcar; cocerlos en el horno a 90°C durante 2 horas mientras las croquetas de yuca reposan en el congelador. Pele parcialmente 50 g de ruibarbo y córtelo en trozos. Poner los residuos en una cazuela con 200 g de agua y 20 g de azúcar y llevar a ebullición. Luego se vierte el jarabe obtenido en las cintas de ruibarbo y se deja reposar tapado durante 1 hora. Pelar el pomelo: poner 6 clavos de olor en un plato y dejarlos marinar con una pizca de sal, durante 30 minutos. Pesar 200 g de pulpa de pomelo y centrifugarlo con 200 g de tomate en segmentos y 200 g de ruibarbo. Retirar las croquetas del congelador y freírlas inmediatamente en aceite de cacahuete caliente hasta que estén doradas por ambos lados. Servir las croquetas con tomates al horno, clavo de pomelo y pequeños trozos de ruibarbo, completando con el centrifugado.

  • 4 personas

  • 4 horas

  • Medio

mandioca 500 gr de ruibarbo 250 gr de ruibarbo 250 gr de tomates 400 gr de pomelo rosado 2 pzs de azúcar de cacahuete aceite de oliva virgen extra aceite de oliva extra sal

Examinar amapola con bacalao y puerros

Examinar amapola con bacalao y puerros

Corte el puerro en rodajas finas. Retire los huesos de los filetes de bacalao frescos y divídalos en trozos. Colocarlos en una sartén antiadherente con mantequilla de nuez y 3 chaloteadores. Tape, cocine al fuego como mínimo y cocine por unos 10 minutos. Apague, drene, escurra los toques de bacalao y déjelos enfriar. Luego divida la pulpa en láminas. Añadir el puerro a la salsa de bacalao, siempre en la misma sartén, añadir un poco de butternut, medio vaso de agua, una pizca de sal, tapar y poner al fuego por 2-3′; retirar la tapa, levantar la llama y continuar por otro 2-3′
Distribuye en la hoja rectangular de hojaldre una capa de semillas de adormidera, luego enrolle desde el lado corto y córtala en rodajas en arandelas. Batir 2 huevos con nata, un penacho de perejil picado, sal y pimienta. Dejar un molde con fondo móvil de papel para hornear (22 cm de diámetro, 3 cm h) y colocar la lámina de hojaldre. En el fondo, extender los puerros, luego los huevos batidos y por último el bacalao en copos. Cubrir con las arandelas de amapola, recortar los bordes y cepillar con el huevo restante, previamente batido. ¿Infornat y 160 C para 45′ Endulce, deje el intiepidire, luego rebanado, cortado en rodajas y servido.

  • 10 personas

  • 3 horas

  • Medio

1 disco y 1 hoja rectangular de hojaldre 460 gr. filetes de bacalao fresco o ultracongelado 400 gr. 1 puerro 400 gr. crema fresca 50 gr. huevos 50 gr. 3 unidades de perejil de semillas de amapola escalope vieiras mantequilla mantequilla pimienta salada

Filetes de abadejo en Olmi

Filetes de abadejo en Olmi

Cubra los trozos de bacalao con un velo de mostaza y, a continuación, levemente harina. Se frota suavemente en la sartén con 4 cucharadas soperas de aceite un diente de ajo pelado, durante 2-3′, luego se retira y se colocan los trozos de pescado en el aceite, a razón de 1′ por lado. Luego perfumado con una ramita de romero pelado y finamente picado, una pizca de nuez moscada y un pellizco casi imperceptible de canela. Sal, untar con un poco de mantequilla en cada trozo, espolvorear con medio vaso de vino.
Baje el fuego, cúbralo con una tapa y cocine por 6-7′ Retirar la tapa y terminar de cocinar en 3′ otros, remojando el pescado con su salsa. Servir con cualquier acompañamiento: hemos elegido patatas cocidas y trituradas con mantequilla, sal y perejil.

  • 4 personas

  • 25 min

  • Fácil

4 rebanadas de bacalao fresco 550 gr de ajo al ajillo con harina de mostaza ajo romero romero nuez de romero canela en polvo vino blanco manteca seca mantequilla seca aceite de oliva virgen extra extra virgen sal sal

Granita de tomate, calamares y calabacines

Granita de tomate, calamares y calabacines

Cortar los tomates bañados en cobre con un corte cruzado, sumergirlos en agua hirviendo durante 2 minutos, escurrirlos y pelarlos. Abrirlas en 4 segmentos, retirar las semillas y colocar las solapas obtenidas en un plato forrado con papel de hornear. Colóquelos en el congelador durante al menos 4 horas (mejor si los prepara y congela el día anterior).
Cortar la parte verde del calabacín en rodajas finas de 4-5 cm de largo, y luego hacer coincidir los palillos. Recogerlos en un tazón, salarlos y dejarlos purgar por 30′ Limpiar el calamar y ponerlo en una cazuela; cubrirlo con agua, añadir medio vaso de vino blanco y cocer a fuego lento por 2′ de hervor, dejar enfriar en el líquido de cocción. Se escurren y se cortan los cuerpos en anillos delgados y se cortan los mechones en trozos pequeños. Recójalos en un tazón y sazónelos con un poco de aceite y jugo de limón. Mezclarlos con el calabacín, ligeramente exprimidos por el agua, y un poco de cebolla con arandelas finas.
Retirar los tomates del congelador y mezclarlos con un poco de aceite, jugo de limón, un chorrito de agua, sal, pimienta y unas hojas de albahaca hasta que tengan consistencia granítica. Cubrir el fondo de cuatro copas con un penacho de lechuga y rellenarlas con el granito y la ensalada de calamares y calabacines. Guarnite con tomates cherry cortados por la mitad, perforados en un escupitajo.

  • 4 personas

  • 4 horas

  • Medio

4 tomates asados 400 gr de calamar 4 calabacín 2 cebollas 1 tomate cereza lechuga bastardo limón limón limón blanco vino blanco seco aceite de oliva virgen extra aceite de oliva extra sal pimienta pimienta

Crutones de escarola

Crutones de escarola

Retire la escarola, córtela áspera y hierva por 5′ en agua con un poco de aceite y laurel. Picar el chalote con las aceitunas y las alcaparras, calentar una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite y un filete de anchoa. Cuando la lacciuga se derrita, se añaden las aceitunas picadas, unas cuantas arandelas de pimiento picante fresco, se fríen a fuego lento durante 1′ y luego se agrega la escarola y se deja secar y se sazona por 2-3′ Colocar las rebanadas de pan en un plato, completar con la escarola y hornear los panecillos a 180°C por 2-3′

  • 4 personas

  • 20 min

  • Fácil

escarola 600 gr. taggiasche aceitunas deshuesadas en aceite 40 mg alcaparras desaladas 20 gr. pan casero 8 rebanadas chalotes pequeños 1 pz anchoas en aceite pimiento picante fresco bahía aceite de oliva virgen extra aceite de oliva virgen extra

Cigarrillos de carpaccio y waffles con crema de apio y nabo

Cigarrillos de carpaccio y waffles con crema de apio y nabo

Amalgamar la sémola, harina, levadura, una pizca de azúcar y 220 g de agua; añadir 10′ g de aceite y dejar reposar la masa durante 4 horas.
Preparar las obleas: verter una cucharada de masa en la oblea a la vez, salar y cocinar por 1-2′ Limpiar el apionabo, cortarlo en dados y cocinarlo al vapor durante 15 minutos.
Mezclar con 120 g de agua, 35 g de aceite y medio zumo de limón hasta obtener una nata líquida. Picar un penacho de perejil con las nueces y luego añadir una cucharada de perejil.
Espolvorear las rebanadas de carpaccio con esta mezcla picada y enrollarlas como si fueran cigarrillos. Servir los cigarrillos con obleas cortadas en triángulos y las hojas de endibias sobre una base de crema; completar con un hilo de aceite, una pimienta molida y, a gusto, con unos trozos de grano.

  • 4 personas

  • 5 horas

  • Medio

apio 350 gr 350 gr 350 gr 12 rebanadas de carne de carpaccio 240 gr de harina de sémola de trigo duro 100 gr de almendras de nueces rizadas 60 gr de almendras de nueces 25 gr de levadura de cerveza fresca 3 gr de perejil al limón perejil perejil rallado perejil rallado aceite de oliva virgen extra pimienta sal pimienta

Catálogos de tortillas y quesos pecorinos

Catálogos de tortillas y quesos pecorinos

Cortar la catalogna eliminando la parte más dura de los tallos y lavarla. Calentar una nuez de mantequilla en una sartén y dorar metagrave de la catalogna. Retirar de la sartén, añadir otra nuez de mantequilla y dorar las verduras restantes, saladas al final del dorado. Si se coloca todo el catálogo en una sartén a la vez, se desprenderá demasiado líquido y no se dorará.
Cortar el queso pecorino en filetes con un rallador de orificio ancho. Distribuir la catalogna en los platos y espolvorear con queso pecorino. Batir los huevos con leche, una pizca de sal y una pizca de pimienta picante en un baño de agua hirviendo: tendrán que hincharse bien, como un zabaión. Engrase una sartén con mantequilla (‘ 22 cm), vierta un cuarto de los huevos batidos y, en cuanto empiecen a pararse en el fondo, empuje suavemente la tortilla con una espátula hacia el borde, haciendo que se cierre sobre sí misma. Gírelo y, después de unos segundos, retírelo de la sartén y manténgalo caliente. Preparar otras 3 tortillas de esta manera. Hornear los platos bajo la parrilla con el catálogo hasta que el queso no empiece a colorear. Terminar, colocar las tortillas en el catálogo y servir inmediatamente.

  • 4 personas

  • 1 hora

  • Medio

Catálogo 1 Kg de leche 250 gr de queso pecorino semimadurado 40 gr de mantequilla salada

Ensalada de zeppole con chalotes y col rizada de Saboya

Ensalada de zeppole con chalotes y col rizada de Saboya

Disolver la levadura en 320 g de agua tibia y mezclarla con harina y una pizca de sal; trabajar con las manos para obtener una masa blanda, aplastándola en las paredes del cuenco, casi abofeteándola; taparla con un paño húmedo y dejar que se levante durante 1 hora. Picar el chalote y guisar suavemente con una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra hasta que quede transparente y suave sin haber tomado color. Incorporar el chalote guisado y ya frío a la masa bien fermentado. Caliente abundante aceite de cacahuete a 160°C; lleve una mano mojada a una parte de la masa y exprímala y con la otra mano retire una gran nuez de masa y mójela en el aceite (casi el mismo movimiento que hace para preparar la mozzarella). Cocer las cuñas, unas cuantas a la vez, durante 4-5′, sin colorearlas demasiado, y continuar hasta que la pasta se agote, escurriéndolas poco a poco sobre papel de cocina y salándolas. Cortar en rodajas la col de Saboya, ponerla en un cuenco y sazonar con una emulsión preparada con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, vinagre, una pizca de sal y una cucharadita de curry. Sirva las cuñas calientes con la ensalada de col de Saboya.

  • 10 personas

  • 2 horas

  • Medio

harina 0 400 g de col de Saboya 200 g de chalote pelado 60 g de levadura de cerveza 16 g de vinagre de curry picante aceite de oliva virgen extra aceite de cacahuete de oliva virgen extra aceite de sal de cacahuete aceite de sal

Atún y mozzarella en la michette

Atún y mozzarella en la michette

Mezclar las aceitunas con 2 cucharadas soperas de aceite y 2 cucharadas soperas de agua hasta obtener una crema bastante blanda. Escurrir los tomates secos y molerlos ligeramente.
Cortar la mozzarella en cubos. Monta un montón de cohetes. Salar las rodajas de atún, pimienta y saludarlas con un poco de aceite. Advertirlo sólo en una placa caliente, por aproximadamente 1 por lado. Córtelo en rodajas de 4-5 mm de grosor.
Cortar la parte superior de los sándwiches, para crear una abertura; untarlos en el interior con una cucharada de nata de aceituna cada uno. Loncheado de atún, luego se completa con tomates secos, mozzarella y algunas hojas de rúcula. Cerrar los bocadillos con sus tapas y servirlos.

  • 4 Personas

  • 30 min

  • Fácil

filete de atún fresco 400 gr mozzarella 150 gr aceitunas negras apedreadas 130 gr tomates secos en aceite 8 sandwichets tipo michette 4 rúcula aceite de oliva virgen extra aceite de oliva extra pimienta salpimienta